Seleccionar página

¿Quieres saber + Sobre ?

Alberto Saavedra Desierto del Sahara

1. Nací en el 74 en una preciosa y pequeñita ciudad africana llamada Aaiún, un oasis en medio del desierto del Sahara español. Allí se conocieron mis padres y allí decidieron tener a su primer hijo, aunque mis raíces familiares están en Andalucía, al sur de España, concretamente entre Cádiz, Granada y Almería.

2. De pequeño era un niño curioso y espontáneo, me interesaba mucho conocer el por qué de las cosas, recuerdo que desarmaba todo lo que pasaba por mis manos para descubrir su funcionamiento. Hacía miles preguntas a mis padres y maestros.

Alberto Saavedra Aaiún

3. La crisis de la adolescencia. En Sevilla cumplí los 14, nuevos amigos, nuevo instituto, y una adolescencia recién estrenada. Al finalizar bachillerato, mi ilusión era ser piloto de avión pero mi familia de clase media no tenía suficientes medios para afrontar el pago de mis horas de vuelo. Tras ser rechazado en la facultad de Bellas Artes, y no dar la nota para aparejadores, el oficio de mi padre, a los 21, empecé a estudiar Historia del Arte en la Universidad de Sevilla, debo reconocer que me encantó y me inspiró. En esos años, compaginaba mis estudios con diferentes trabajos como repartidor de pizzas, dj, o barman.

diseño web sevilla

4. 10 años en el mundo de las operaciones. Una vez licenciado y con un panorama laboral incierto, viajo a la capital del reino, donde empiezo a trabajar como responsable de atención al cliente y venta de entradas en diferentes parques temáticos como Warner, Faunia o Micropolix. La recuerdo como una etapa muy interesante y bonita de mi vida en la que conocí a la que ahora es compañera y madre de mis hijos.

Alberto Saavedra Faunia
Alberto Saavedra Austin

5. De asalariado a emprendedor. En el año 2012, tras 10 años de trabajo intenso y recien casados, metemos nuestras cosas en 2 maletas y nos subimos a un avión que nos lleva a Austin, para vivir una aventura de 5 años. Allí nos convertimos en padres de 2 austinitas preciosos, una morenita y un rubito. Fue precisamente allí, en los EE.UU., donde despierta mi lado más emprendedor, me formo como diseñador gráfico, web y editor de vídeo. Empiezo a conectar con personas interesantes a las que diseño páginas web gratis o a bajo coste a cambio de experiencia, contactos y algún que otro testimonio.

6. De vuelta a Sevilla. En el año 2017 nos volvemos a España, cerca de una parte de nuestra familia, haciendo nuevos amigos, nosotros y nuestros hijos, con grandes alegrias y enormes retos diarios, viviendo y agradeciendo la vida.

Alberto Saavedra Sevilla

6. Hay 4 personas que han inspirado mi nueva etapa profesional como emprendedor, en este orden, Raimón Samsó, Sergio Fernández, Mario Alonso Puig y Marta Emerson. Les estoy profundamente agradecido. Raimón me enseñó que hay vida más allá del modelo de asalariado, y que es posible vivir de tu talento haciendo lo que te gusta, Sergio me enseñó que vender es ayudar a los demás, es poner tu don al servicio de otras personas, Mario me enseñó a parar para desactivar el piloto automático y conectar el modo consciente, a dejar de engancharme con tonterías, que la vida es otra cosa, y Marta Emerson me dio un modelo de negocio y un sistema para poder generar ingresos de una forma práctica y realista. ¡Gracias!

Curiosidades

N

Me encanta levantarme muy temprano, entre las 5 y las 6, es mi momento de paz antes de que se despierten los peques, tomo café caliente, planifico mi día, medito 15 minutos.

N

Hace años que desconectamos la antena de la tele, la vemos muy poco y seleccionamos mucho los contenidos.

N

En casa vivimos la igualdad de género, no necesitamos hablar sobre ello, la vivimos.

N

Desde 2013 trabajo desde casa o desde cualquier sitio, tan sólo necesito un ordenador y una conexión a Internet.

N

En la actualidad canto como bajo en un coro de la cidudad de Sevilla de música sacra y popular, mi ensayo semanal es mi momento mindfulness y los conciertos son pura magia.

N

Mi válvula de escape se llama Honda CB 600 Hornet y tiene 97 caballos.

N

Me encanta la gente luchadora que vive su vida y no juzga, no critica y no se queja.

N

Practico calistenia, el día que conseguí llegar a las 10 dominadas casi lloro de la emoción.

N

Me gusta la gente humilde, que vive permanente en modo aprender y ayudar a los demás.

N

Me cansan las personas con ego que sólo buscan la mirada de los demás y hacen lo que sea para conseguirla.